Tres meses tarde es mejor que nunca: Viaje a Italia 2017-2018

Ya se la saben: la procrastinación es la madre de todos los sentimientos de fracaso. El origen de esta es similar: al no poder ofrecer la perfección (o sea, que por un sentido agudo del fracaso) se escoge no actuar. Ahí yace la mitad de mis proyectos. RIP in peace.

Pero Italia sucedió, eso es innegable. Que tome fotos, también. Y como prometí subir esto y este es mi blog y si quiero me muero, pues he ahí. Honestamente Italia es precioso y su historia es impactante. ¿Quiero volver? Mil veces sí. ¿Quiero volver a gastar 2 mil pesos en una cena? Hell to the no. Ya aprendí mi lección y la próxima que me vean por allá, andaré de turista en los mini markets comprando aguas de .18 euros. Ok ahí tienen, bye.